El Blog de Sunara
¿Cómo acertar con nuestras alianzas de boda?

¿Cómo acertar con nuestras alianzas de boda?

Como ya os contábamos en este post, el uso de anillos en las bodas remonta a la época del antiguo Egipto, concibiéndose inicialmente como un símbolo que únicamente portaba la mujer.  Hubo que esperar hasta mediados del siglo pasado para que el hombre se incorpore a esta tradición, la cual ha permanecido intacta desde ese momento.

Este símbolo se consolidó masivamente con la Segunda Guerra Mundial. Durante esta contienda los soldados solían decidir portar  una alianza de oro como una manera de tener presentes a sus esposas en las duras jornadas en el campo de batalla.

Sin embargo, en 2011 hubo una primera señal de disidencia. El Principe William de Inglaterra optó por no lucir alianza en su matrimonio, convirtiéndose en el primer miembro de la realeza británica en adoptar una posición así. A pesar de que ese enlace real fue visto nada menos que por 2.000 millones de personas, la tradición de las alianzas ha perdurado sin mayor titubeo para la mayoría de contrayentes.

Si tú perteneces a esta amplia mayoría, este post es para ti. Queremos ayudarte a que sea más fácil y placentera la elección de las alianzas para vuestra boda. Y es que es normal. Cuando uno empieza a bucear en el mundo de las alianzas escuchamos hablar por primera vez de “medias cañas” y resulta que no se trata solamente de elegir un anillo, sino que tenemos que ser precisos en el metal que queremos que lo componga, el ancho que nos gustaría que tenga y el texto que nos gustaría grabar. Todo eso con la presión de saber que estas alianzas nos acompañarán toda la vida. Y que después de las alianzas nos faltan las pruebas de menú, las del vestido y, lo más temido, la configuración de las mesas.

Bueno, si estás en esa situación de estrés pre boda has llegado al lugar correcto. Como suele ocurrir, todo es más fácil de lo que parece. Vamos a por ello:

¿Qué metal escogemos? 

Tradicionalmente la inmensa mayoría de parejas optaban por el oro amarillo. Era un acierto seguro, ya que se trataba del metal tendencia y el utilizado históricamente desde el nacimiento de esta tradición. De hecho, todavía hoy podemos decir que la mayoría de novios eligen el oro amarillo para sus alianzas. Además de ser la opción clásica, tiene dos ventajas: a diferencia del oro blanco, no requiere mantenimiento; y suele ser más aceptado por aquellos hombres reacios a lucir joyas, ya que su color está socialmente aceptado.

En cambio, si eres de es@s que prefiere huir de la opción clásica y preestablecida, afortunadamente tenemos más alternativas. La primera es el oro blanco, ciertamente extendido en la última década. Su brillo es más atractivo que el del oro amarillo y transmite una pureza singular. En su contra tenemos que requiere un mantenimiento periódico, consistente en renovar el baño de rodio que le permite brillar con tanta intensidad.

También, aunque menos común, es la opción del oro rosa. Si quieres sabes más de este metal te sugerimos recordar este post, pero te adelantamos que, al igual que el oro amarillo, no requiere mantenimiento alguno. 

Por último, una opción más innovadora y que está ganando cada vez más adeptos es buscar la combinación de metales. Normalmente se opta por oro amarillo y oro blanco, pero también resulta muy atractiva la combinación de oro rosa y amarillo. Os dejamos un ejemplo:

Alianza oro amarillo y oro rosa

¿Qué es eso de media caña?

El diseño media caña consiste, simplificando su definición técnica, en que los bordes de la alianza están redondeados. Esta característica favorece estéticamente a este diseño y contribuye a que transmita un diseño más elegante.

Como alternativas tenemos el diseño que nosotros denominamos en “tabla” y su variante conocida en nuestro taller como “tabla chaflán”.

El diseño en tabla se refiere a una alianza totalmente plana, que termina con sus bordes en punta. Estéticamente es más imponente que la media caña y no suele pasar desapercibida. Es la opción ideal si además estás pensando en una alianza con un ancho significativo, como de 4 mm.

Finalmente, conocemos como “tabla chaflán” a un diseño híbrido entre la media caña y el diseño en tabla. A diferencia de la alianza de media caña pura, este diseño presenta un área plana más amplia. Sin embargo, se diferencia del diseño en tabla pero en que los bordes, en este caso, sí están sutilmente redondeados.

¿Y qué me dices del ancho?

Ya estamos llegando al final. Si ya tienes claro el metal y el diseño, lo del ancho va a ser pan comido.

Si quieres que tú alianza sea discreta, sugerimos optar por los 2,5 mm de ancha. En cambio, si prefieres un término medio lo mejor será elegir 3 mm de ancho. Aunque podría parece que 0,5 mm no hacen la diferencia, debemos tener en cuenta que es el 20% del ancho de la alianza. Por tanto, con 3 mm veremos una alianza con mucha más presencia que la de 2,5 mm.

Finalmente, si deseas que tu alianza destaque singularmente la mejor opción serán los 4 mm de ancho. Ya por encima solo nos quedan las alianzas de 5 mm de ancho, que suelen reservarse a los hombres que tienen un dedo especialmente grande y necesitan de una pieza más marcada.

Esperamos que este post te haya sido de utilidad y que os ayude disfrutar de este momento mágico.

Nos vemos pronto. Mil gracias por leernos,

El Equipo SUNARA

Comments

MatthewHurse

Feb. 26, 2020, 1:53 a.m.

Крик о помощи где оплатить домофон в саранске?

Send a Comment

By posting a comment, I confirm that I have read and accepted the Terms and Conditions

Share by email

Your message has been successfully delivered. You can send more if you want.

x

(You can include several, separated by ',')

Sending...

Your cart is empty

Continue

This site uses first-party and third-party cookies to collect statistical information. If you continue browsing, you accept both installation and use. More info: cookies policy. Accept